Nuestro Blog

Reseña Histórica de la Cerrajería

La historia tiene líneas de tiempo que, a pesar de no ser contadas tan seguido como otras, aún merecen la pena echarles un vistazo para aprender. La línea histórica de la cerrajería es una bastante interesante, a decir verdad, pues el hombre comenzó protegiendo únicamente su territorio, pero con el pasar del tiempo, se crearon las propiedades privadas, es decir, cosas que necesitaban de un resguardo particular para evitar que alguien más las tomara, aprendamos un poco sobre esta evolución y los datos interesantes que contiene.

¿En Qué Consiste la Cerrajería?

Es uno de los oficios esenciales de la seguridad, pues es necesario para restringir el acceso de personas no-autorizadas a una propiedad privada.

La cerrajería consiste en la correcta reparación, instalación y mantenimiento de cerraduras, candados, cerrojos y productos relacionados. Nace de la necesidad del ser humano de resguardar sus bienes y territorio ante personas que buscan tomar lo que no les pertenece.

Reseña Histórica

Al principio, la cerrajería no era un oficio específico como tal, sino que era una de las tareas que sabían hacer los herreros, quienes además forjaban armaduras, armas y todo lo que tuviese que ver con metales que no fueran preciosos.

Al principio, los herreros forjaban candados, llaves y cerraduras bastante elementales, como en todo comienzo de algo, pero junto con la cerrajería, los bandidos fueron aprendiendo a burlar las cerraduras básicas, había necesidad de evolución justo al inicio de las primeras llaves y cerraduras. Las poblaciones fueron creciendo y se necesitaron patrones más complejos en las llaves para que cada quien tuviese cerraduras únicas.

Es imposible decir un año específico del nacimiento de la cerrajería, pero se presume que los chinos y egipcios tuvieron sistemas de seguridad elementales durante los inicios de la civilización, luego se regó por el medio oriente y Grecia, donde comenzó a evolucionar rápidamente.

Las cerraduras antiguas funcionaban todas bajo el mismo principio mecánico, pero se clasificaban según el material del cual estaban hechas: Madera y hierro. Las de madera la usaban la mayoría de los plebeyos, mientras que las de hierro eran para terratenientes, aristócratas y realeza. Claramente, las de madera no eran muy resistentes, pero era lo que las personas comunes podían costear en la época, un poco injusto, ya que la seguridad es una necesidad que todos tenemos que satisfacer, pero menos mal que ha evolucionado.

El origen de la palabra “cerradura” es el término latín serrare, el cual significaba “cerrar”, es bastante simple el origen de la cerrajería en este aspecto.

En el momento que la cerrajería entró a la civilización romana, la desarrollaron al punto de inventar las vueltas de la llave, un paso gigantesco para el oficio que significó un sistema adelantado a su tiempo durante esa época.

 

A lo largo de la edad media, la cerrajería siguió evolucionando. Durante esta época las cerraduras no solo se diseñaban para ser seguras, sino para ser lo más vistosas posibles. Los cerrajeros pasaron a ser diseñadores. Cuanto más diseñada estaba la cerradura, más poderío económico tenía la familia. Realmente paso a ser una manera de distinción de clases sociales. Además, en esta época se desarrolló el pestillo.

Luego, durante la edad media, entró el aspecto estético de la cerrajería, que además fue ligado a lo social, pues las cerraduras vistosas significaban un estatus social y económico bastante alto, los herreros crecieron profesionalmente, ya que no sólo requerían saber forjar productos de calidad, sino tener gustos exquisitos para diseñar cerraduras. Un avance técnico de la cerrajería en la edad media fue la invención del pestillo.

El cerrajero inglés Robert Barron inventó las cerraduras con doble vaso en 1778, dándole un nuevo nivel de seguridad a la cerrajería, ya que los pernos, con estas cerraduras, iban a poder ser extraídos única y exclusivamente con su llave.

Menos de una década después, el inventor y cerrajero británico Joseph Bramah, responsable de grandes inventos como la prensa hidráulica, creó la cerradura de resorte, las cuales se consideraron infalibles durante 60 años, hasta que el cerrajero americano Alfred Charles encontró una falla que expuso la vulnerabilidad de estas cerraduras.

En el siglo XIX, el fabricante de cajas fuertes Jeremiah Chubb creó cerraduras con detectores. Luego, en 1857, el cerrajero estadounidense James Sargent creó algo bastante trascendente: Las cerraduras de combinación con llave intercambiable. Se le hizo una mejora moderada en 1873, creando la cerradura de tiempo, que daba un límite de tiempo para ser abierta, una vez expirado el tiempo, se cerraba de nuevo.

Retrocediendo un poco, Linus Yale Sr. (sí, uno de los fundadores de la empresa de cerraduras Yale), creó la primera cerradura con vaso de perno, con la cual se podía precisar la llave mediante tubos en el interior de la cerradura, esto pasó en 1848, 8 años después de fundar su empresa. Su creación fue mejorada por su propio hijo en 1861, reduciendo el tamaño de las llaves, convirtiendo las cerraduras en un sistema más cómodo y práctico. De hecho, el diseño plano y dentado de las llaves de Linus Yale Jr. Sirvieron como base para el diseño de las llaves modernas.

En el siglo XX, 1916 para ser más específicos, el oficial de policía Samuel Segal inventó las cerraduras a prueba de “Jimmy”, que era una técnica que empleaban los vándalos para violar la seguridad de los hogares, consistía en manipular los marcos de las puertas. El Invento de Samuel Segal protegía las puertas de esta técnica perfectamente, ya que sellaban la puerta desde el interior.

Algunos años más tarde, en 1921, Harry Soref, fundador de la famosa empresa americana Master Lock Co., fabricó un modelo de candado bastante avanzado para su época, además de mejoras sobre el diseño común de cerrojos que había en la época.

Los siguientes pasos importantes de la cerrajería en la historia vinieron en la forma de modelos electrónicos y digitales, que han empleado alta tecnología para dar una capa adicional de seguridad a modelos clásicos de cerraduras.

 

Importancia Histórica de la Cerrajería

La importancia es bastante evidente, pues la cerrajería ha permitido individualizar a los grupos familiares y sostener la integridad de la propiedad privada, permitiendo a la sociedad evolucionar.

Durante la época de las monarquías, los cerrajeros debían hacer juramentos de vida de no fabricar llaves adicionales que abrieran las cerraduras que resguardaran a los monarcas, los que fallaran estos juramentos eran ejecutados sin discusión, dándole un nivel de complejidad a la profesión que, afortunadamente, ya no existe. La evolución del ser humano ha permitido a los cerrajeros tener ética y cumplirla sin comprometer sus vidas.

¿Qué Hacen los Cerrajeros en la Actualidad?

La profesión de la cerrajería ha crecido enormemente con el pasar de los años. Ya no se encargan de fabricar sus productos, sino que han pasado a un rol de instalación, reparación y mantenimiento. Conocen todos los sistemas de seguridad a la perfección y gracias a esto, saben destrabar cerraduras sin tener la llave necesariamente.

Se ha creado una tradición en la que los cerrajeros le enseñan el oficio casi siempre a sus hijos, comenzando con su educación profesional desde temprana edad. Claro, hay institutos donde cualquier persona puede aprender todo lo necesario para ejercer como cerrajero, pero la tradición se ha mantenido fuerte con los años.

Existen especializaciones: cerrajero de cajas fuertes, cerraduras domésticas, automóviles y muchas más, permitiendo a cada cerrajero enfocarse en lo que haga mejor.

PASOS PARA INSTALAR UNA MIRILLA DIGITAL

Si estas ya cansado de tener que asomarte a la ventana para ver quien está en la puerta o quieres un cambio alternativo a tu mirilla tradicional, las mirillas digitales son la solución a tu problema. Gracias a los avances de las nuevas tecnologías, ahora podemos instalar fácilmente en nuestra vivienda los últimos modelos de mirillas digitales. Que nos harán la vida más cómoda y segura.

Pero antes de saber si esto es lo que estas buscando o no, vamos a explicar que es exactamente una mirilla digital y que ventajas tienen frente a las más mirillas tradicionales.

 

¿QUÉ ES UNA MIRILLA DIGITAL?

 

Una mirilla digital cumple la misma función que las mirillas tradicionales, está pensada para que podamos ver quien está llamando a nuestra puerta desde el interior de nuestra casa sin tener que abrir la puerta.

Una de las diferencias que presenta esta mirilla frente a la mirilla tradicional y que la caracteriza, es que tiene una pequeña pantalla que nos muestra una imagen de la persona que se encuentra fuera. De forma que podemos ver quien está en el exterior de forma discreta sin que la otra persona sepa si estamos mirando o no. Esto nos proporciona mayor privacidad, autonomía y comodidad para poder simplemente ignorar a la persona si no nos interesa atenderla.

Además de que nos permite echar un vistazo rápido a la pantalla y seguir con lo que estuviéramos haciendo, además estas mirillas digitales se pueden instalar en varios pisos de la casa, de forma que si estamos en el piso de arriba no tenemos que bajar para averiguar quien llama a nuestra puerta. Otra de sus ventajas es que algunos modelos permiten hablar a través de ellas y que tienen una memoria digital que mantiene las imágenes. Una innovación muy útil en caso de robo, pues tendremos imágenes del ladrón que mostrar a la policía.

Por supuesto hay muchos tipos de modelos distintos que ofrecen diferentes servicios a precios muy variados. Dependiendo de tu situación deberás comparar que te ofrece cada modelo y valorar cuál de ellos se adapta mejor a tus necesidades.

 

 

 

 

¿CÓMO FUNCIONAN LAS MIRILLAS DIGITALES?

Aunque algunos de estos nuevos aparatos tecnológicos nos ofrecen muchas ventajas pero pueden ser muy difíciles de manejar y algunas veces necesitas ser un experto para poder manejarlos, pero tranquilo este no es el caso de las mirillas digitales.

Estas innovaciones tecnológicas están pensadas para ser sencillas en su manejo y en su instalación y que puedan llegar todo tipo de usuarios.

La mirilla tiene una pequeña cámara instalada en su interior y un pequeño aparato con una pantalla que retransmite las imágenes que esta capta desde el exterior de la casa hacia el interior, para que puedas ver que pasa sin salir fuera. Normalmente esta pantalla se instala cerca de la puerta, algunos modelos llevan dos pantallas para que puedas instalar una cerca de la puerta y otra en el piso de arriba. De esta forma solo tendrás que desplazarte hacia la pantalla y no tendrás que bajar al piso de abajo necesariamente.

Aunque esto suene a tecnología de última generación, para activarla simplemente tendrás que apretar un botón y la imagen te aparecerá en la pantalla, sin que la otra persona sea que la cámara la está grabando. De esta forma te será muy cómodo ignorar su llamada si no te interesa hacerlo. Además algunos modelos de estas cámaras incluyen una pequeña memoria que graba las imágenes cada vez que alguien llama a tu puerta, cosa muy útil si has sido víctima de un robo.

Los últimos modelos de mirillas digitales están conectados a tu móvil de manera que podrás ver la imagen de quien llama a tu puerta estés donde estés y mandarle un mensaje si lo deseas. Estas innovaciones aun no están muy generalizadas en el mercado, pero parece que lo estarán en un futuro próximo.

 

¿CÓMO SE INSTALA UNA MIRILLA DIGITAL?

Las mirillas digitales son muy fáciles de instalar y algunas incluyen kits de instalación, con instrucciones y herramientas para que lo hagas por tu cuenta. Es un trabajo que está al alcance de todos. Por supuesto si no quieres hacerlo puedes llamar a un cerrajero que te realizara la instalación cómodamente y sin problemas. Al ser un servicio sencillo y rápido no te costara mucho dinero, pues no le llevara mucho tiempo.

Pero si te animas a hacerlo tú mismo asegúrate cuando compres la mirilla de que la caja este bien cerrada y de que contenga las instrucciones, la pantalla LCD y todas las piezas de la mirilla.

Con esto y una cuantas herramientas básicas que más o menos todos tenemos por casa podrás hacerlo tú mismo.

 

 

El primer paso es obviamente quitar la mirilla anterior. En el kit de instalación encontraras las herramientas necesarias para extraer la mirilla antigua de forma sencilla. Si tu mirilla no incluye este kit de instalación no pasa nada, solamente necesitas un destornillador plano para quitar la mirilla con mucho cuidado. Debemos de procurar no dañar ni rallar la puerta.

Para más ayuda puedes recurrir a los videos explicativos de bricolaje y cerrajería que encontraras fácilmente en youtube o en algunas páginas de cerrajería, donde cerrajeros profesionales explican y muestran paso a paso como hacer estos sencillos trabajos de cambios de mirillas o cilindros etc. Estos videos pueden ser de gran utilidad, ya que podemos pararlos cuando queramos y volver atrás para observar los pasos.

Cuando hayas conseguido desencajar la mirilla, sujétala firmemente y ves desenroscándola con cuidado.

Una vez hecho esto vamos a proceder a la instalación tal cual de la mirilla digital.

Primero pasaremos la banda de imagen y la mirilla por el agujero de la anterior. Hemos de tener mucho cuidado con que no sobresalga ni por dentro ni por fuera, ya que l llevar cableado si la humedad se colara dentro estropearía la cámara. Comprobaremos que este firmemente sujeta y tras esto, vamos a ponerle las pilas al monitor y haremos algunas pruebas para comprobar que todo funciona correctamente.

En cuanto a la pantalla, vienen con un cómodo y sencillo modelo de sujeción que se adhiere fuertemente a cualquier superficie. Normalmente la mayoría de estos modelos están pensados para que los instales cerca de la puerta.

Ahora comprueba que todo va bien, si la instalación ha sido la correcta al apretar el botón podrás ver el exterior de tu puerta. Dependiendo del modelo elegido de mirilla digital tendrás más alcance o menos, y mejor calidad de imagen.

 

En cuanto al precio, dependerá del modelo y de todos los extras que incluya, pero hoy en día hay mirillas digitales a precios accesibles para todos los bolsillos y opciones donde elegir.

 

Las cerraduras de seguridad más destacadas

El día de hoy os enseñaremos todo sobre las cerraduras de seguridad, una de las mejores opciones para proteger vuestra casa, ya que muy pocos ladrones pueden ser capaces de manipularla para entrar a vuestra casa a robar. Así tendréis una idea más clara sobre ellas a la hora de comprar una.

Cerraduras Fichet

Esta es una de las marcas más famosas del mercado, si montas una de estas en la puerta de vuestra casa, podéis estar seguros de que la confianza y seguridad de esta marca os estará respaldando. Sin embargo, el costo de una de éstas es muy caro también.

 

Una de las razones por la cual estas cerraduras son muy seguras, es porque es casi imposible abrirla sin su llave correspondiente, por lo que no sólo los ladrones tendrán muchos problemas al tratar de abrirla, sino también los cerrajeros más expertos.

 

Debido a su alto costo y nivel de seguridad, este tipo de cerraduras suelen instalarse en viviendas lujosas y de gente de alto poder adquisitivo. También están disponibles en modelos un poco más asequibles como Multipoint o Primlock. Recomendamos que siempre dejes que las instale un cerrajero profesional para que no tengas problema alguno en el futuro con la cerradura.

Cerraduras Dierre

Son la competencia de la marca Fichet, también con un precio elevado y nivel de seguridad., por lo tanto también es común verlas en viviendas lujosas de ricos. Sin embargo, son consideradas de menos calidad que las Fichet en comparación.

 

Cerraduras Ezcurra

Esta marca ofrece cerraduras de muy alta calidad y seguridad a un precio más bajo que las otras dos. Uno de los modelos que más destaca es el de 303, ya que cuenta con sistema antipalanca. También son llamativos los modelos 271 y 293.

 

¿Cómo podéis aumentar la seguridad de vuestro hogar sin cambiar la cerradura?

Una buena manera de mejorar la seguridad de vuestro hogar sin tener que cambiar o reemplazar la cerradura, es invirtiendo en un cerrojo de seguridad.

 

Este tipo de cerrojo es fácil de instalar por cerrajero profesional por lo que no tenéis que preocuparos. Sin embargo, debéis acordaros de pasar el cerrojo cada noche antes de acostaros, porque sino no estaréis haciendo nada.

 

Existen modelos de cerrojos de seguridad manuales y automáticos. Los cerrojos manuales utilizan una llave y solo se pueden activar estando dentro de la casa. Una vez puesto el cerrojo, no se puede abrir la cerradura ni el cerrojo sin la llave del cerrojo. Por lo que solo la persona que está dentro de la casa puede abrir el cerrojo para dejar pasar a los visitantes.